martes, 22 de marzo de 2011

RETOMANDO

Cada vez que escribo en este blog bueno me siento mucho mas confiado, confiado en la redacción que bueno uno nunca sabe en donde se puede terminar , creo que no muchos saben eso de ir hacia algún lugar, la verdad que uno se propone escribir algo y luego el tiempo y la vida cambia de tal forma que  tienes que terminar hablando de una cosa totalmente en muchos casos distinta a la que te propusiste, y eso es de lo que versa este espacio de mierda que con muchas o con pocas se va llenando en ese envase a veces ridículo envase que no hay otra forma de encararlo que tan solo cagarsele de la risa, cargarme de la risa de mi, de mi como Dios y como mendigo. Me siento decía muy confiado ya en la redacción dada que así fue como lo concebí desde un primer momento como un ejercicio dada pero no muy afortunado pues se introdujeron además de borradores de relatos, de cuentos y de algunos muy pocos versos que lo había realizado con anterioridad concentrado en algun punto del espacio donde la estructura y toda la onda del escribir se plasma como una epígrafe en medio del desierto. Y esta mi epígrafe precaria de unos pocos años acá se me a dado como una vitácora o algo parecido a unos pocos vómitos por aquí a otra risas y deseos por allá. Y todo eso no es más que el deseo frenético de hacer, de asir o de solo ser. Y ahí está envuelto en esa patética envoltura, en esa envoltura descomunal. 

No hay comentarios: