martes, 13 de octubre de 2009

ENOÉ




Aves recorriendo los cielos en busca de voz,
Me despreciais en cada intenso giro que das,
Miente tu color cuando en el desplazarte cedan
Y las frías aguas me vuelvan a tí.


Cuando mi pensamiento llegue a notar tu presencia
Llegará la hora,
Tu y yo
Enviando cuchillos al laberinto
donde tan lentamente Golpean.


Pero clama mi voz, pide tu presencia.


 Comiendo me imagino luego por duodécima vez
Los dos en sillas de tiburón cosido.


Por supuesto
Mi nexo en ti no a terminado,
Como en otros tiempos
Mi posición ya está desplazada, rota , sepultada.


Y ahora tú me dices Enoé.

....




Dentro, donde máscaras hermosas no te tocan, juegas...