jueves, 23 de septiembre de 2010

....

Me gusta el helado: en invierno, verano, otoño o primavera, siempre es verano para mi.
Tu verano por si no lo has notado.
jejeje.
Un aguante al otro yo.

sábado, 18 de septiembre de 2010

RADIARTE

Un pana de la casa a creado una radio interactiva en línea.
Radiarte por Rogelio Ramirez transmite desde Buenos Aires. CF.
Aquí está el link. - que lo disfruten-

http://www.radiarteradio.blogspot.com/
Psd:
Presionar el play del cassete rojo.

sábado, 11 de septiembre de 2010

Llamando

Tierra llamando a Cristian Dios, please comuníquese a mi mail: transket@hotmail.com. Estoy trabajando en nuevo material, haber si lo chekas y vemos que onda para alguna de las galerias que hablamos.
Un abrazote, todavìa estas en el microcentro?.
Cambio y fuera.
Psd: Que tal de merluza ah!!. - Primavera-.

lunes, 6 de septiembre de 2010

...

No se porque mejor me va cuando soy un perro. Un puto perro de mierda.
Y yo, solo, -siempre-, sin gasolina, con unos cuantos conocidos alrededor de ese susuki que no me había subido desde hace tantos años allá cuando con las Cris. nos escapábamos por sus escalones en medio de la obscuridad de los cortes de luz de antaño. Yo no condusco, no sé conducir, no quiero conducir.
La iglesia, y yo y mi porro, una alegria desaforada lo que me envolvía, había perdido a alguien sí, que salíó mal, no sé. Y ya como siempre una pinche alemana por ahi, y una Gisell, que puede ser Mabel o Michell, que importa, que diablos importa, si cuando me imnporta nada hay, y cuando me importa un bledo llega la luz. -Pero quiero tu luz-.
Y así sin remordimientos, la catarsis ya aprendida en la niñez no me podrá bajonear ya más.
Quería jugar contigo, salir a jugar a la calle con las piedras, salir a jugar en tu corazón de tinieblas.
Y ahora bailo en medio del fuego con alguién que no eres vos, que no puedes ser tú.
No importa, que más puede ya  importar.


Ya empieza a llover. como me gusta escribir bajo la lluvia. 

viernes, 3 de septiembre de 2010

ONE DAY

Era un día gris, a ella no le gustaban los días grises, a mi me encantan. Caminar por la bruma de una Sábado por la mañana y tener que asistir a ella como para las clases añosas de la primaria, como par ir a jugar con Helena aterrados en nuestros círculos de fuego, como cambiarme el alma del hastío de toda esta vida, mi vida de abluciones sin sentido, ofrendando la carne a cientos de demonios hambrientos, así, ni mas ni menos mi permanecía en este mundo, en este Sábado sombrío, junto ella, lejos por sus ojos nacar yo. La bruma me congela cuando me dice muy queda, con una mirada baja que imagino el día que se posó en mi falo tan solo para contemplarlo, quizás para enteder si yo daba la talla. Así mismo su sonrisa que no existía me dejaba ver las ramas por las cuales ella cuelga y por donde el misterio de su rechazo me daba exacta cuenta que el   verano es lo que prefiere, tal vez una orgía de machos en celo lo que a ella la complazca, que le calme. Ya mi pregunta dentellaba con más ahínco, ¿seré lo sumamente bueno para ella?, ¿me engañará?.
Mientras caminábamos ella fumaba delicada su cigarrillo yo presentía la comedia que empezaba a organizar en mi nombre, para observar su turbado rostro, sus coquetas miradas para el macho que no era yo; sentí el golpe, sentí el juego. 
Pero que no entiendes aún, que soy "Vela", que voy a incediar con cientos de flamas tu ser en ciernes, con tu luz de mi.