jueves, 29 de julio de 2010

....

Nada ya tan solo la espera, el escribir he ir amando este delirio que son las historias que se proyectan de mi mente al tipeo en mi Pc maltrecha. Sin nada ya tan solo la noche que me rodea, sin libros y algunos discos en la esquina de mi cuarto. Así se desarrolla esta historia con inumerables horas de sueño, con algunas pocas horas de redacción con el relato en ciernes primero uno luego vendrán los que deseen.


10 años y contando...


Quisiera tocar pero la soledad es tan celosa que tan solo hago música para ella entre mis sesgas palabras que entre su espiral me tientan.

3 comentarios:

Juan Secaira dijo...

el preámbulo, la espera y la escritura son como una tríada que siempre trae sorpresas y prefigura lo inesperado. El momento que todo sea predecible las letras pretendrán contentar a alguien y ya no serán el resultado, siempre impredecible, de un creador libre. Saludos

LUIS VELA III (EL NEGRO) dijo...

Un abrazo para vos Juan

ƒriandise dijo...

ando 'igualito pero diferente' jua. dibujando caras desconocidas para no quedarme sola, al menos lo intento, la compañia dura poco... pero las caras siempre ahi estarán.
la playa cura muchas cosas, ojala.
abracinho.