miércoles, 31 de diciembre de 2008

AÑO VIEJO


Bueno. En estos seis meses ha pasado de todo. De ésta experiencia lúdica que en mi se a visto necesaria he aprendido un montón de cosas. Pero es algo raro que mi vitácora personal esté a disposición de cualesquier individuo que llega por azar, o por dirección. Disfruten o no, por ello no ha sido creado sino tan solo como un recipiente que se lo debe llenar luego de años de embriaguez y soberbia(por pura inercia). Agradezco a todos uds. tan solo por llegar aquí en silencio o con sus criterios, criterios varios por cierto y esto enriquece aún más al espacio, ah!! éste espacio que aún es bebé de pecho, ya saben que es de mi pecho que es lleno todo esto.
Salud!! aquí en casa junto a los mercados, a los vendedores ambulantes de ropa, aquí en medio de lustrabotas y niños bien os saludo.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

....

"El Edén estaba para servirnos, fuimos creados para vivir en él. Nuestro propósito a cambiado, pero nadie a dicho que haya cambiado el propósito del Edén".
Franz Kafka
De sus aseveraciones acerca del pecado

sábado, 13 de diciembre de 2008

OTRA VEZ

Es Jueves 4am a punto de caer el cometa de Bonaparte, así que hoy me he sentado con insomnio senecto, con tirria de la suspensión que me he causado pensando en el puto fin, con la mirada fija en el tumbado, con los ojos nebulosos que no resisten. De fondo ya saben los insectos sisiando entre los grabados o entre los acordes de Massive Attack que caben como una obertura de Chopin en mis recuerdos. Black milk como dentadas funestas las que merman en mi piel que no dá más. Así y reviso a los camaradas, con un cigarro de marihuana en mi pieza pues no hay otra forma de escuchar a 3d. Ya veo a D. despegar con sus temores enjaulados en sus petacas, en cada uno de los abrigos de su abuelo que quieren escapar como pínvalos del 80 y en ascenso. Y así como a D. que hoy parte para no volver, que sus máscaras o talvéz una de aquellas va a caer como un muro de intrigas que estallan con la desasón que la verdad proporciona así ya se abren mis venas de par en par y dejan que sea lleno todo el fondo de la estancia ya no solo con armonías invisibles sino también con un poco de hematocritos, de mónadas enjauladas en mis recuerdos que ya las toco, que las acaricio como fieras que vienen a mí, como gatos ya no díscolos sino dulces mininos que no me gustan. Ja!!. Y el cometa ahora de la Nardo que no cae.