viernes, 10 de marzo de 2017

....

El sabor a encierro, la mareas que desembocan en laberintos que llegan a ningún lugar; trampas, redes, radares, estamos en inevitable naufragio, en la calma y en la sonrisa que nos devoran en los días de verano cuando los demonios nos dan su temible bendición. 
Así estamos, en rumbo, la nada, en inevitable naugrafio, así sin más danos vuestra bendición...

jueves, 12 de enero de 2017

EXPOSICION DE VOROSHILOV BAZANTE (ABSTRACTO) Primera Parte

Uno nunca se imagina a donde le puede llevar pues su destino. Como es tipico en mi por este tiempo estaba por la Casa de la Cultura en el lanzamiento de un libro creo, pues no lo recuerdo, lo que si recuerdo es estar en el Atellier del Paul ahi, con los alumnos, con sus trabajos: unos de pintura otros de grabado, etc... cuando entras a un lugar de estos donde el olor a pintura, a linoleo y agua raz se siente en el aire como un manto invisible que lo cubre todo, uno quiere ya mismo coger algun esfero, lapiz y empezar a garabatear algo, lo que sea. Y fue cuando por ahi escuche que las obras de Boroshilov ya estaban colgadas en el Museo Edmundo Martinez. La verdad que habia escuchado por algun lado ese nombre pero nunca me imagine lo que estaba apunto de ocurrir.
La ciudad siempre como es tipico de lo dias Viernes atestada de todos los trabajadores del dia con una luz tipica de los dias como de perfeccion, miel, si como de miel la luz aja, y viajaba en medio de todos ellos; de los contadores, abogados, tenderos, panaderos, ejecutivos uds saben pues no el centro de Ambato, cuando llego a la Guayaquil y con destino a uno de mis whiskys en donde el Mario veo como por arte de magia parado alli al Pancho Torres uno de los promotores culturales del municipio de Ambato que hubo de traer la exposicion de Boroshilov Bazante, me saluda y yo ya no tenia escapatoria y alado por un hombre grande ya, de piel clara con lentes, manos gruesas como cuadradas y cuando Fabricio el Diablo Martinez hace su entrada y ya veo que ese era el tiro, que era dia de pintura Srs. bue y que pintura la que me abrio las puertas ya a la vuelta de la esquina.
Luego de la charla extensa que se armo con el Diablo y el maestro Voroshilov con unos interlapsos del Pancho me iba informando de quien era el artista que tenia ante mi. Y claro decir que Viteri no era del tiempo del maestro pense que no estaba preparado para enfrentar este acercamiento, asi que me propuse aprender y apreciar lo que me estaban ofreciendo en este dia Viernes de una luz que caia en el atardecer como un sutil manto de energia disgregada que cubria los espacios del Hotel Ambato y todos sus alrededores donde Voroshilov estaba hospedado me dijo cuando ya nos despedimos de todos los interesados y les invitaba para la noche a la muestra pictorica de sus abstractos que yo no lo hube de ver sino hasta cuando abrieron las puertas de la galeria dentro del Museo Edmundo Martinez. 
Me contaba de como comenzo todo, como gano un premio con su documental por los 80's ahi en Canada me parece que me dijo el Sundance no me lo recuerdo pero imaginesen srs, ganar un sundance en los 80's perfecto, que fue profesor de David santillan me decia, tambien me conto que de el era el mural que estaba en el cine de la calle sucre que los dignisimos ambatenios destruyeron para hacer un edificio de comercio hay es cuando la diferencia Cuenca-Ambato es abismal. 
Asi que poco a poco me di cuenta de una persona super curiosa con trayectoria, que me hablaba de los 60's como yo hablar de los 90's con un don de gente super tranquila, aguas mansas algo en lo que me reflejaba claramente, pero con autoridad, con mareas y corrientes fuertes, ya en la tecnica (del asunto como mezcla de color, o dar o cual motivo a un proceso de grabado o escultorico como para hacer esos grandes murales al estilo de Siquieros viste) ya en la experiencia o en sus instintos natos que se perciben asi, uno lo conoce, me dio bolilla, pegamos onda para la charla posterior que vendria recargada.







PH: Luis P. Vela
dropr.com/transket

miércoles, 23 de noviembre de 2016

LOS MONK´S

Nunca los había visto en vivo hasta la semana pasada cuando me dijeron que iban a tocar en el Teatro al aire libre de Ambato y fue cuando me dije que los iba a poder observar, así que me dispuse con mi Nikon d90 y con unos de los panas como es el Juan Vascones y nos fuimos desde la casa de la cultura luego de estar aquí en la oficina de la casa de la cultura que es pues la biblioteca en donde existen algunas computadoras con servicio de internet gratuito. Eran como las 4 de la tarde cuando subimos desde el centro de Ambato pues al frente del parque Montalvo que es el parque central con la iglesia aun lado , la gobernación al otro lado y lo que queda del municipio es en donde se encuentra la casa de la cultura,  pues como se dice el centro de cualquier pueblo pero esto es Ambato Srs. , y si, subimos, ya que el teatro se encuentra en los altos de la ciudad por la ruta que gustamos de recorrer para lo cual nos sorprendió que el Juan y yo quedáramos deacuerdo tan rápido. Una tarde de sol y cuando llegamos una banda de covers es la que nos hizo el pie de entrada para luego ver a otra bastante más electrónica, conversando y observando el espectáculo  desde el teatro que es una especie de teatro griego. Fue cuando nos cambiamos de posición y salió el chamo guevara ya con sus rasgos de la experiencia cruzado por los años de marchas y no es menos que sus canciones todas estén compuestas como en marchas por la lucha que el a sido un referente y un epígrafe como el soundtrack de todas la barbaries que han existido en la historia de este país. 
Pues si, se pegó vos vestirás mi pantalón que es la canción que me encanta del chamo guevara, sorry que me gana a veces el romance y muchas otras, cada vez disparando para alcanzar alguna de sus luces que de él se vuelven indiscutibles



Y luego le entregaron la máscara pillareña junto con el presidente de la casa de la cultura núcleo de tungurahua que homenajearon al trovador.








































Así que fue un gran repertorio con:  Todos saben que el mundo
entero es una sola prohibición..., clásicos del chamo que para la mayoría de nenes que esperaban a los Monk´s no se pudo escuchar un coro como se merece el maestro de Entre Marx y una mujer desnuda. 
Cuando terminó, la espera, ya me habían llegado comentarios de la tarifa para traerlos a Ambato que no voy a revelar porque me pueden seguir un juicio, lo que si puedo decir que su camarin estaba bien provisto de todo lo que ellos hubieron de pedir,  estaba ahí, en la bandeja en su catering  y claro la previa del sonido, de las luces, etc....
Cuando aparecieron, la banda una colombiana entrada en carnes con una simpatía desbordante, un flaco alto bien alto con cuadros y provisto de una variedad de trajes fueron los que soportaron el show que daban para los espectadores, el guitarrista, el Alvarín que era pana del Beno allá por Cumbayá hace varios años que le había conocido con su banda de punk ahora con esta rola progresiva daba la impresión de un folk progresivo electrónico que se catalogaría en la onda indie, pues el baterista una sección de percusión, viento; un saxo y una trompeta, la sexi bajista y ya estaba el show que hizo saltar a Ambato, chevre por una banda bakana que se dice tiene buenas perspectivas ya que el de calle trece les a producido el disco que será no?




















Y para el final con el suco cobo hermano del guanaco, el ruco de ex sudakaya , el juan vascones les hice un conceptual al final de aquél día , me parece la toma del día pana.





miércoles, 16 de noviembre de 2016

EFÍMERO

PROPUESTA PARA MI PRIMERA EXPOSICIÓN, MI ÓPERA PRIMA EN EL MUNDO VISUAL

Efímero
Por Luis P. Vela
Septiembre 2016

Cuando abordamos la obra de Arte debemos observar en primera instancia que se debe a la fiel manifestación de los diferentes aspectos del espíritu humano los cuales se hallan circunscriptos unos en el cuerpo humano (figura humana como estudio), en otros casos aspectos tales como la conducta y sus relaciones con el medio ambiente o como en otros el yo interno como punto de investigación y su relación con los cambios que en su aspecto exterior (superficie) se perciben o sufre y es en esta relación que nuestro proceso creativo  se decantará evidenciando en primera instancia un abanico de hechos sensibles que desde el autoretrato dejarán marca de cada uno de los cambios o reacciones emocionales que va sufriendo el individuo o sujeto de estudio, en este caso el artista Luis P. Vela que desde la obscuridad de su estudio dará luz a una serie de trabajos enfocados en el abstracto figurativo que se ha pulido durante varios años la técnica de obturación lenta con flash de repetición con luz estrambótica y así captar de la luz toda su ilusión óptica llevándonos a palpar la superficie si se apetece del bruth art de Bacon, alejándonos de la posición de Mondrian y dar a la imagen como ya lo dice Barthes su aspecto díctico. Es así que desde los blancos lechosos pasando por un abanico de colores pastel hasta adentrarnos en rojos y magentas abotargados de obscuridad se dará muestra de los diferentes estados mentales en donde: el vacío, el dolor, la ausencia, la risa, la meditación, etc.. se desbrozan desde la obscuridad del estudio.
 Cuando hablamos de espíritu humano nos referiremos a la energía mitocondrial de cada una de nuestras células para que cada uno de los procesos cerebrales de nuestra psique se abran paso y así un leiv motiv irreductible se nos presenta en nuestro ser ¿Qué soy? ¿Quién soy? Y desde este punto de quien es o que es ese ser humano encaramos nuestro hecho artístico.
Y cabe preguntarnos ¿Qué es lo Efímero? Y encontramos que acá se denota en esas diferentes facetas que de la emoción humana surgen reacción hacia hechos que de la realidad humana nos invaden y pues claro son estados efímeros que debemos señalar y registrar. Ya que el autoretrato siempre ha estado relegado a segundo plano en la pintura acá en la fotografía evidenciamos una multiplicidad de sensaciones, de hechos sensibles que se hallan delimitados en la figura humana como Universo de exploración, de explotación, análisis y sistematización de la realidad humana adentrándonos en la luz y obscuridad que de todos  hacen parte.


 OBRAS

























Efímero
El texto curatorial de Julián Rodríguez


Vemos aquí al artista que nos muestra, a partir del autorretrato, su ser interior, la desintegración del yo que se vuelve universo, los átomos que se disgregan para recomponerse y conformar un ser que renace con una nueva personalidad.
Luis Patricio Vela nos invita en este viaje íntimo a acercarnos a ese proceso a través de la fotografía. Con el movimiento como recurso, estos trabajos exploran las distintas capas del ser, muchas veces lumínico, otras veces oscuro. 
En una constante transformación que abarca una extensa gama de emociones, vemos al hombre alcanzar estados de meditación, de paz profunda, que le confieren una naturaleza luminosa semejante a Dios, hábilmente plasmada en las obras mediante una paleta de colores pastel inundada de blancos lechosos que emergen del fondo. 
Pero esta paz, esta luminosidad, se encuentra siempre en tensión: los rasgos del rostro humano desesperado, en una mueca de grito, a menudo surgen desde este fondo y se imponen como piezas perturbadoras que deforman la imagen. Vemos al ser en estados desgarradores cercanos a la locura, recordándonos ciertos cuadros de Francis Bacon. 
Pero el tiempo transcurre, el estado es efímero. En el discurrir del tiempo la transformación se completa. La bestia muere y renace el ser, más sereno, más sosegado. La oscuridad que lo habita se vuelve menos violenta y volvemos a verlo en calma, rodeado de oscuridad, pero en armonía con ella. 

Las veintidós piezas que componen “Efímero” son un recorrido emocionante que aborda el amplio espectro de la personalidad del artista. A través de este trabajo, Luis Patricio Vela nos desnuda su personalidad, nos describe sus transiciones, nos muestra lo horroroso y lo divino que anida en el humano, nos habla de las transformaciones que se suceden entre estos dos polos -la luz y la oscuridad- y nos invita a que encaremos nosotros mismos este proceso.
Buenos Aires Capital Federal 2016





Psd: Si desean apreciar la obra completa de efímero please hagan click en este enlace 
EFIMERO

"ALREDEDORES"




TRABAJO PARA EL LIBRO DE FOTOGRAFÍA
“ALREDEDORES”
Una mirada de la Identidad de un mestizo del Ande Ecuatorial desde la Estética
2010-2016
Luis P. Vela



TEXTO CURATORIAL
Alrededores es una propuesta de creación artística de Luis Vela desde la Fotografía de todo tipo, el video, la pintura digital y el trabajo sonoro. Nos hemos propuesto abarcar lo que damos por llamar Identidad desde la Estética y así adentrarnos en el diario vivir del artista; con sus calles, sus rostros, su color, su iluminación y textura, desde sus sonidos y su tiempo. Este proyecto tiene como simiente un proyecto propio: Carmelita, abuela del artista quien fuera retratada por 2 años consecutivos hasta su fallecimiento en Enero del 2012. En este proyecto se aborda la Ausencia en el Retrato. Tratado del el Ser quien fuera Carmelita y que la representamos desde el Retrato. Cuando hablamos de Retrato discurrimos de alguien que ya no está, ha muerto, ha naufragado. Así que desde las huellas quizás impropias de ella la Representamos. La sustituimos a ella por su imagen, le damos presencia y así confirmamos su Ausencia. Así que no podríamos hablar de Identidad desde la mirada que proponemos sino abarcamos sus raíces y es ella, su abuela de 95 años de edad. Luego su segunda parte conectada irreductible con Carmelita, Alrededores, abordando desde la fotografía de acción, la fotografía arquitectónica, el paisajismo, el desnudo, la fotografía de animales, la pintura digital, etc... Desde el Video y el Trabajo Sonoro los signos metafísicos de las calles, de todos sus rostros, de su iluminación y textura que en el artista han discurrido en los años (2010-2016 Ambato-Tungurahua). Así dar presencia (a cada uno de aquellos signos que pertenecen a su mirada) y construir pieza por pieza la identidad de este mestizo del Ande ecuatorial. Y es así como los signos metafísicos que de una Casa la convierten en Hogar, así los signos del cotidiano que han discurrido en el artista se miran desde dentro del mismo que se dan como una suerte de espejo en su interior reflejando a todos aquellos signos metafísicos que ha elaborado desde su realidad identificándose con ellos, con su iluminación de una tarde de Verano, o la mirada de la abuela luego de una conversación etérea, o las luces de las 4 am de las plazas del sector, o en los desnudos de las mujeres que lo han acompañado y así en su reflejo identificarse con cada uno de aquellos signos que lo inundan. Con él, con su tiempo, su Identidad.
  


ANTECEDENTES DESDE UNA APROXIMACIÓN SENSIBLE A LA OBRA
Vamos a trabajar sobre el nacimiento de la obra artística que en este caso es el trabajo de 6 años en Ambato-Tungurahua desde la fotografía el arte sonoro y el video arte que se ha centrado en la Identidad vista desde la Estética en la cual  hemos abarcado las locaciones que circundan la casa de los padres del artista como primer término plazas cercanas al domicilio; a los individuos que frecuentan dichas calles de la Primero de Mayo, de la Plaza Colón (antes de su remodelación), se ha abarcado también el retrato y en este sentido se ha mantenido intacto la iluminación de los decorados de estás locaciones o escenarios tales como la serie 4AM que se muestra la iluminación insitu de las calles de las Plazas y de las cercanías a la iglesia La Merced.
Y cuando el fervor iba incrementándose de a poco también iba aumentando el diámetro de la búsqueda visual sobre lo que para este mestizo del Ande ecuatoriano veía lo más apropiado para su identificación; con sus rostros, con sus calles, con sus edificaciones o ambientes naturales en donde el paisajismo se abre paso y se desborda en símiles cromáticos, en texturas compositivas de momentums en cuanto la luz impacta ahí, en lo ello y ya nada podrá ser desmentido en la captura más tal vez en la mirada de quién captura aquellos signos que van poco a poco tomando la forma de una Estética de la Imagen hacia la Estética de la Identidad pues aquellas imágenes están llenas de lo que para Deleuze se llaman los signos metafísicos que de una casa es transformada en hogar así mismo estos signos están cargados de rito y destellos de Ser.
Y es así como se van creando nuevas series tales como en La Tarde en donde el centro de la ciudad de Ambato se crea y se recrea como plató para todo este trabajo fotográfico, con una intencionalidad algunas veces de amenaza hacia el sujeto a capturar queriendo de esta forma sacar sus reacciones primarias de gestos que lo vuelven único otras veces esperando la luz  adecuada con un teleobjetivo y en un acto recursivo de no presencia del disparo esperando el momento adecuado de un tránsito sin ningún imprevisto. A sí que desde estas dos posiciones se ha creado esta serie con una luz espectacular de las tardes de verano en la ciudad.
Y es cuando regresamos la mirada otra vez al inicio de todo pues La Casa en un estadio primario luego el Hogar se abre camino por la marcas constitutivas de los signos recurrentes de toda obra que es pues el inicio Ontogenético de la Abuela sentada o cocinando, o lavando o barriendo etc. Aquí la transmisión oral abre una epígrafe inquebrantable pues es en el lenguaje que nos conocemos que nos identificamos con los tonos de la voz humana, con los solfeos de la luz en una piel de más de 95 años pretendida por la lente en la arremetida de La Representación desde el estar donde la huida, la partida se percibe tan lejana.
Y cuando el alejamiento, el sentido de desolación que circunda la proximidad de la muerte se deviene en un tiempo lento, rico para el aprendizaje, ambiente más que propicio para la alteridad para La Representación, para la fijación de aromas, destellos, expresiones casi siempre de mueca en el rostro humano y posiciones desde la ergonomía de la figura humana característicos de una u otra persona; el tocarse los dedos en señal pensativa, la sonrisa en contraluz de un medio día de sol, la expresión de alejamiento al ver la lluvia caer en las calles de la ciudad desde la ventana de casa. Son todos esos signos que desde la Representación del sujeto-objeto de estudio nos dan todo este puzzle, rastros de un paraje desconocido, signos que se van aunando para llegar se espera a buen puerto donde el apego a una u otra textura, o una u otra composición para determinado plano, tipo de luz que se quiere manejar o intentar intervenir o el tipo de plano o la elección de la lente con la que se va a trabajar en uno u otra locación son todos esos lazos de la fotograficidad que nos dan ese apego a los signos que se quieren des ocultar de lo real desde sus formas dialécticas de lenguaje visual pues como lo dice Bergson la imagen es más díctica muestra lo que quiere mostrar el concepto es mucho más abstracto y es allí que la multitud de espejos que se refractan en su interior que se reflejan en todo cuanto la lente de su mirada quiere capturar que quiere poder ubicar la mirada del artista en él en el gran plató que damos por llamar Realidad del Mundo y es en estas idas y venidas los 6 años de trabajo e investigación visual que se ha conformado toda esta compilación de signos que inundan al artista que lo hacen parte de sí mismo.




ESTETICA DE LA IDENTIDAD
Cuando hablamos de Identidad tendríamos que enmarcar identidad ¿de qué? ¿De quién? y si hablamos de una silla siempre inmutable, que es la misma la muevas del lugar A al lugar B pues claro sigue siendo la misma silla sin cambio alguno claro la silla roja, redonda de madera con múltiples categorizaciones que ya las tenía desde un principio y es ahí cuando vemos que la silla tiene ese logos que nosotros pretendemos des-ocultar que la Identidad es algo que debería ser inmutable sin cambio alguno pero vemos que en el hombre es distinto pues cambia constantemente y a cada paso que da.
Y si vemos la Identidad en el texto no es pues nada más que su título que abarca todo cuanto esta dicho en el texto y es ahí en donde podemos entender que la Identidad está ligada irreductible al lenguaje; en sus modos de expresión, en el tono de la vos, en el color del tono musical de una u otra persona refiriéndonos claro está al timbre de su vos, al movimiento de sus manos en sus maneras de recoger el tacho de basura o el esfero para escribir etc., pues es en el lenguaje donde todos esos signos dejan la marca deseada para su identificación que se hallan inscritos.
Pero aquí nos surge algo, un inconveniente pues que la Identidad debe ser estática, inmutable nos damos en el bien enterarnos que el hombre como ya lo dijimos varía, cambia, muta y no nos referimos a la parte más superficial de todas como la de un nuevo corte de cabello o de unos nuevos tenis de temporada o algún cambio en su peso. Vemos que la persona puede reaccionar y sentir de maneras distintas hacia un mismo estímulo que afecta a su ser y es ahí que el problema del devenir y del río de Heráclito se nos hace visible. Es en donde encontramos asidero para decir que las relaciones de Identidad provienen de la mirada del Otro como el otro es tan importante como en el espejo Lacaniano cuando nos vemos de niños en el espejo y vemos que el otro que está allí se asemeja a nosotros que es nuestro reflejo una representación de nosotros y es cuando la Identidad poco a poco aparece como en un acto sensual de lectura corporal.
Y es que en la mirada del otro descendemos a un juego dramático que se me apetece de dirección de arte en cuanto nos vestimos, nos peinamos, a que lugares frecuentar con quienes debo amistar ect, y vemos que en el Otro encontramos pertenencia y que sin el otro no hay identidad posible.
Y cual otro más visible aquí que nuestra Identidad Ontogenética ósea nuestra madre, nuestra tierra, nuestro Hogar  en donde pertenecemos a una tierra a una mujer entonces un hombre tiene Identidad.
“Pero percibir la Identidad es proceso estético pues tiene que ver con las formas particulares del gesto, del habla y la imagen del otro en la producción de efectos emotivos e impresiones sensoriales”
Pg 169 Estética de la Identidad
Katy Mandoky
Y es así como desde el juego de las máscaras debemos encontrar asidero para huir de esa condición natural esquizofrénica donde las vivencias se nos escapan vertiginosamente como islotes sumergidos en mares de olvido, aferrándonos al mástil de la identidad.


DESDE UNA ESTETICA DE LA FOTOGRAFIA HACIA UNA ESTETICA DE LA IMAGEN
El primer punto que debemos analizar aquí es La Estética de la fotografía hacia una Estética de la Imagen y aquí Francois Soulages nos dilucidará:
“Para ser riguroso y pertinente el enfoque estético de un objeto tiene que basarse primero en un enfoque sensible de este objeto y luego en su enfoque teórico. Son fundamentales en esta propuesta, en la misma medida que el fundamento y método de la estética”
Pg 115 Desde una Estética de la fotografía hacia una estética de la imagen
Francois Soulages
Como Barthes señala pues la fotografía en primera instancia es dícitca, es decir nos da lo representado sin mediación ni grados. Y así como la fotografía es díctica la captura del objeto de estudio es infotografiable si nos basamos en el hecho que desde la captura  hasta el momento que se le da al sujeto B la fotografía a pasado por 6 estadios (exposición, revelado, paro, fijado, lavado, secado) pues este es el mecanismo de revelado del negativo o sea el trabajo  de la fotograficidad que se puede llegar claro a innumerables trabajos en cada uno de aquellos pasos y es aquí que nos ponemos a pensar que lo que fotografiamos luego de todo este proceso; ¿es lo real? ¿Es la cosa en sí del objeto o sujeto de estudio? y nos damos cuenta que lo que nos compete es pues el articular la Estética de lo infotografiable a la Estética de la fotograficidad como elemento constitutivo fundamental correlativo de la Estética de lo irreversible.
Así que al desarrollar una Estética de la fotografía tendremos que acercarnos al objeto-sujeto de una forma sensible en primer término luego debemos tener el aspecto teorético con esto quiero decir un acercamiento conceptual antes de la realización de la obra de arte pues se busca la fundamentación teórica, el logos que deseamos encontrar para esa sensibilidad que en un principio nos acercó al objeto de estudio. Luego de que hayamos descubierto la parte teórica, allí si avanzaríamos para abarcar la Estética de la Fotografía desde el acto mismo de la técnica que se utilice para tal o cual toma para tal o cual locación y como todos ellos se van a vincular al todo en la Estética del proyecto insitu.
Tenemos que saber que la fotografía es el arte de la pérdida, del extravío pues podemos buscar signos estéticos luego de que ya todo está dicho luego que todo ha naufragado cuando ya se han ido esas personas para más nunca volver más talvez los rasgos distintivos como en la fotografía de la madre de Barthes de niña se pueda pretender que así era ella con algunos de sus maneras signos identificables de lo que en el ser se han desprendido y lo hubieron sido característicos.
Y es así como desde la aproximación sensible existencial pasando a la teorética  conceptual se puede fundar una Estética de la Imagen adecuada para el trabajo creativo hacia la Obra de arte.


LA IDENTIDAD EN LA OBRA DE ARTE
Como hemos abordado todo este trabajo desde la estética ahora henos en la tarea harto compleja de desbrozar e identificar las múltiples facetas del quehacer artístico y como ellas están repletas de signos identificables de uno u otro grupo o ente social las cuales son recogidas de cada una de las manifestaciones sociales tales como las costumbres, tradiciones, hábitos que están dadas por una innumerable cantidad de fenómenos  que en la vida conllevan el diario vivir. Pues es en donde se considera asidero el arte pues en los detalles que no son visibles del diario acontecer en el devenir de las cosas del mundo y es cuando podemos definir sus variaciones y así poder determinar de tal o cual sitio están recogidos aquellos signos que se perciben en la obra de Arte.
Y aquí vemos entonces cual es el sentido de la Identidad en la Obra de Arte que está dado por el lugar de residencia como enmarcado en aquellos signos del lugar que se habita, como si el artista fuera tierra en movimiento y como ya hemos dicho un hombre tiene identidad cuando a su haber está una mujer y una tierra.
Ya hemos enmarcado que la obra de arte  se circunscribe a los signos de un ente social y que desde sus manifestaciones de la realidad se asumen como partes constitutivas del artista, pues no se puede desligar la identidad del individuo con la del ente social es pues ahí donde las determinantes de los signos propuestos en la Obra de Arte le hacen parte de un lugar, de una clase social, de un determinado punto del país en donde se encuentra circunscrito el artista sin más todo el hecho artístico.



TEORICA DEL PROYECTO
Cuando decimos Ande nos referimos a la Cordillera de los Andes en donde todo el trabajo de investigación Visual se ha dado cita, una mirada a la identidad de un individuo del Ande ecuatorial desde su visión objetivo-conceptual de las personas, objetos o manifestaciones de la Naturaleza que se desarrollan en el diario vivir de la ciudad de Ambato y Alrededores específicamente la ruta que ha tomado la lente del artista  que inicia desde la Identidad Ontogenética que es el Hogar, la madre, la abuela y es de allí que parte la investigación en un primer momento de Retrato para luego seguir con el video arte un soporte que se ha visto en sumo necesario para el registro de aquellos momentums dícticos desde donde nace la fotografía para mostrar aquellos signos recurrentes del sujeto a Retratar, aquella representación de la ausencia en presencia de aquella estética sensible de sus movimientos  claro que hablo de María del Carmen Flores Poveda abuela quien fuera del artista.
Así que desde ese naufragio que consiste todo retrato, esa representación en la estética de la imagen desde el punto sensible se vuelve pues el problema de resolución de la fotograficidad al sujeto infotografiable que cambia de un momento a otro con tal rapidez que pareciera unas arenas movedizas todas la partículas de la realidad.
Así que ese es el proceso del cinematógrafo como lo define Bergson que tan solo vemos aspectos desde la superficie de las cosas solo podemos asegurar el aspecto que ha llegado a nuestra mirada para luego de todos aquellos destellos de superficialidad hacernos pues un Concepto del objeto-sujeto de estudio pero nunca sabremos que es el objeto-sujeto en sí.
Aquí no vamos a pecar de ingenuos y podremos decir que hemos analizado desde una experiencia de investigación sensible hacia un método científico experimental desenfadado de todo o por lo menos de casi todo los prejuicios morales abstrayéndolos y acercándonos al objeto-sujeto en principio desde lo sensible , del conocimiento sensible que provienen del sujeto objeto de estudio para que la estética de la fotograficidad sea la adecuada hacia lo irreversible porque todo cuanto sea fotografía siempre es un pérdida en busca de la identidad del sujeto creador.
Mientras el estudio de la abuela en casa del artista seguía su curso, se vio empujado hacia las calles de la misma, que la vida cotidiana siga su curso; a comprar el pan, hacer la compras en el mercado, a llevar a la abuela a misa o adonde su hermana. Así que se hubo de dilucidar la ruta que tomaría los Alrededores de la ciudad en una suerte de envoltura para la Identidad Ontogenética aquí  se ha de tratar la identidad que de los objetos  emanan hacia la mirada del artista y el los captura en una suerte de discriminación sensible  de los signos con los cuales se identifique realizando una suerte de disección (análisis) de la realidad concreta que se desprende en esos Alrededores y de los cuales se irán recolectando poco a poco durante 6 años de lo más variado en tópicos construyendo la estructura para el fondo en donde se encuentra el Hogar su leivmotiv de inicio.
En la parte de los Desnudos vemos a dos mujeres retratadas claro está en diferentes circunstancias y decorados aunque podemos llegar a establecer alguna analogía estética sobre todo en la foto Lau Carnero y Vivi I con luz natural en interiores vamos a percibir una estética desde lo sensible hacia la técnica de la fotograficidad  en su aspecto estético como son la desaparición de los brazos en Lau (carnero) y el desenfoque y Vivi I pero las dos reflejan esos signos particulares que de ellas y de la luz natural son constantes.
Y si hablamos de los objetos claro como el del baúl del abuelo del artista tanto como el rocío de agua en un decorado en interiores se toman como muestras de un trabajo extenso en donde el macro de la realidad se daba cita como el estudio del impacto que tiene la luz en el objeto y aquel elemento sobre la madera dándonos su estética de su inmutabilidad supuesta con aquellos signos que el tiempo deja en las cosas, así que desde la fotograficidad del impacto estético de la luz en los objetos de estudio  debemos atrevernos a develar esa estética de la fotograficidad adecuada para que el plano conceptual estén ligadas a esa previa información sensible creando así la obra de Arte y es tan solo un aspecto más de la jornada diaria de 6 años de estudio visual a sus Alrededores en donde cada una de ellas son piezas reflejas de las cuales emanan  aquellos signos metafísicos indiscutibles que en  los espejos internos de la cámara  pegan delimitando aquellos aspectos superficiales de la cosa en si infotografiable hacia una Estética del conjunto que son todos los rastros que nos llevarán a la ruta de Ser el que uno es.
Yo soy el que soy.


ACERCAMIENTO A LA POÉTICA FILOSÓFICA EN LA OBRA

El Trabajo Alrededores es como ya lo hemos abordado una investigación desde el lenguaje visual a la Estética de la Identidad, pues hemos anotado que el concepto está repleto de abstracción menos que la imagen claro está que es como percibimos la realidad y desde nuestra investigación de Estética de la Imagen hacia la estética de la Identidad hemos optado luego ya de haber desbrozado todo el sentido de la fotografía desde lo técnico, los aspectos del trabajo estético, desde lo que es la Identidad para un ente social y un individuo y habernos sumergido en todo lo que nos compete en está investigación y darnos cuenta por supuesto que no podría estar terminado un trabajo de Estética sin la Poética Filosófica enmarcada aquí en la Estética.
Y si se ha contado con el apoyo de varios escritores, poetas, narradores y críticos de arte  para que en el movimiento, en el color, en la composición de sus trabajos abran ventanas líricas para este viaje que es un recorrido Estético por el inevitable espacio de nuestro tiempo.
Luis P. Vela

Ambato, Julio 2016


Combustión (The Summer Song)

La vasta sombra se lleva el mundo, es tiempo de brillar y enceguecernos, es nuestra la edad de explotar y ser escuchados por el océano. Desde hoy, todo lo que no sea instinto solamente es plagio y nadie que nos haya mirado con amor volverá a reconocernos entre la multitud, el viento de verano patrullará los parques, su persecución letal aullará sólo para ti, sólo para mí. Algún día las entrañas de los gorriones dejarán de maldecirnos. Porque mientras un sol piadoso nos embriaga de exilio, sé que nadie domesticará nuestras cenizas

Jorge Andrés Gómez Valdez
En medio de esta Tierra















Mi niño ciego (Canción de cuna)

      “Entonces ¿cómo termina tu cuento?” preguntó él, casi adormilado “El lado oscuro de la luna es un niño que despierta”, dijo ella. Y así fue.

Jorge Andres Gomez Valdez
En Medio de esta Tierra
















A la solitaria (Canción a dos tiempos)

Siempre habrá un éxodo entre los dos,
Tú, el espejismo de un hogar sobre el desierto
 Yo, el patriarca de una horda de esclavos en búsqueda de un millón de ruinas.
Siempre habrá canciones entre los dos,
Tú, el silencio de un niño ante el asombro de tocar su propio sexo,
 Yo, todo el ruido que pueda caber en treinta años de perversión solitaria.
Siempre habrá nombres entre los dos,
Tú, una pila bautismal iluminada por el entresijo de una ventana en invierno,
yo, la primera frase tachada en el borrador de tu diario.
Entre los dos, esto. Nada más. Retumba la ceniza.

Jorge Andrés Gómez Valdez
Del libro En Medio de esta Tierra










Vuelta Al Sur (Fo lclore de viajes)

Todas las aves son presagios desoladores
¿Por qué al elevarse se parecen a las ilusiones que han tocado fondo?
 Jamás esperes que flotar entre barras y vagones te lleve a tierra firme.
Jorge Andrés Gómez Valdez








  Pérdida y transformación del ser

En su lecho de muerte sintió que se iluminaba por dentro,
cuando se corporizó en sí misma a los tres años de edad dialogando a medias
palabras con su primer amigo perruno,
en un irrepetible momento de extremísima lucidez,
despojada de prejuicios, radiante, genuina.



Sergio Fombona







TRABAJO VISUAL
ALREDEDORES
“Una mirada a la Identidad de un mestizo del Ande Ecuatoriano desde la Estética”
Luis P. Vela
2010-2016
Ambato-Tungurahua

























































            CARMELITA